Buscador: 

Viaje a Soria

La Asociación de Abuelas y Abuelos de España visita la provincia de Soria
Soria del 28 al 30 de Marzo de 2014
La Asociación de Abuelas y Abuelos de España realizó durante los días 28, 29 y 30 de marzo de 2014 un recorrido por tierras sorianas. Quienes estuvieron durante estos días pudieron disfrutar de la belleza artística pero además de la gastronomía, de la naturaleza, de las tradiciones culturales e históricas y sobre todo de la amistad.

En efecto, Soria cautiva con la austeridad de su tierra, admira desde sus atalayas, embriaga con sus excelentes vinos, enamora con su belleza arquitectónica diversa y enorgullece al viajero con sus gestas épicas. ¡Pueden comprobarlo aunque no hayan viajado los citados días! Antes de nada les sugiero que piensen si saben qué es “poner a uno en la picota”. Si no lo saben, les animo a que lleguen hasta el final del relato y lo averigüen. ¡Lean!

El inicio del recorrido transcurre por tierras de Medinaceli, al sur de la provincia soriana, cuyo enclave histórico – una atalaya a 1200 m. de altitud – tiene su origen en la antigua Occilis, ciudad de los Belos; aunque más tarde fue importante ciudad romana y también musulmana. Aún se conservan en el valle Las Salinas que los romanos comenzaron a explotar, un magnífico Arco Romano, el único con tres puertas que hay en España y restos de la Muralla que rodeó la ciudad. Al oeste se abre el Arco Árabe, la única puerta que se conserva entre sus restos.

Medinaceli fue un bastión defensivo de los árabes. Parece posible que el caudillo Almanzor viniera a morir aquí, a la Alcazaba, tras la derrota sufrida en la batalla de Calatañazor. Unos años después, hacia 1129, Alfonso I el Batallador conquista los territorios del alto Jalón, con Sigüenza y Medinaceli.

La Plaza Mayor, ubicada en el antiguo foro romano y actualmente restaurada, tiene una superficie de unos 5000 metros cuadrados. Al este de ella se observa el Palacio Ducal y al sur la Alhóndiga, del S. XVI.

El duque de Medinaceli, don Luis de la Cerda, mandó construir en el S. XVI la Colegiata de la Asunción demoliendo un templo gótico anterior, para ser enterrado en su capilla Mayor junto con su familia. A ambos lados del Retablo se pueden observar unas puertas en cuyo interior se hallan los sarcófagos funerarios.
Medinaceli - Colegiata Ntra.Sra. de la Asunción   Medinaceli - Restos de muralla y Puerta árabe
     
Medinaceli - Colegiata Ntra.Sra. de la Asunción   Medinaceli - Restos de muralla y Puerta árabe
     
Medinaceli - Pavimento romano   Medinaceli - Plaza Mayor y torre de la Colegiata
     
Medinaceli - Pavimento romano   Medinaceli - Plaza Mayor y torre de la Colegiata
Dejamos las tierras épicas de uno de los posibles autores del Poema de Mio Cid y nos adentramos por tierras de Berlanga hasta llegar a Caltojar. Allí se encuentra la Iglesia de San Miguel Arcángel, cuya construcción se realiza a finales del S.XII y comienzos del XIII, que muestra una fachada de cuatro arquivoltas de medio punto. En su interior se aprecia un tímpano formado por dos arcos geminados con capitel central pinjante - sin parteluz-, sobre el que se halla el bajorrelieve del Arcángel San Miguel alado y armado con lanza y escudo. En la nave central es destacable el retablo plateresco y un púlpito mudéjar de piedra policromada de una única pieza, del S. XVI, que sorprende por su originalidad y belleza.
Caltojar - Iglesia de San Miguel Arcángel   San Miguel (Caltojar) - Exterior del ábside central
     
Caltojar - Iglesia de San Miguel Arcángel   San Miguel (Caltojar) - Exterior del ábside central
     
San Miguel (Caltojar) - Retablo   San Miguel (Caltojar) – Púlpito mudéjar
     
San Miguel (Caltojar) - Retablo   San Miguel (Caltojar) – Púlpito mudéjar
Cerca de la aldea de Casillas de Berlanga se encuentra la ermita mozárabe San Baudelio de Berlanga, monumento de gran interés tanto por su arquitectura como por sus pinturas románicas. La nave de que consta está cubierta por una bóveda cuyos vanos surgen de una columna central de la que parten ocho arcos con forma de palmera, de influencia musulmana. La mayoría de los frescos al temple fueron vendidos – la ermita era propiedad particular - y se encuentran en diversos museos de EEUU. Una ínfima parte puede verse en el Museo del Prado.
Ermita mozárabe de San Baudelio de Berlanga (interior)
 
Ermita mozárabe de San Baudelio de Berlanga (interior)
La localidad de Berlanga de Duero nos acoge con el Rollo gótico, un pináculo bellamente decorado con gárgolas de cabezas de león, que indica a los visitantes la importancia artística del lugar. También se le llama popularmente La Picota y es allí donde recibían castigo público los condenados durante la Edad Media. En Berlanga se encuentra La Colegiata, Monumento Nacional construido en solo cuatro años (1526-1530) y ejemplo de transición del estilo gótico al renacentista. Un caimán disecado, traído en el S.XVI por Fray Tomás de Berlanga- cuyos restos descansan en una de las capillas- cuelga de la nave izquierda y ha originado unos dulces típicos del lugar. La cronista asegura que no hubo tiempo para comprar los magníficos dulces. Son magníficos los retablos que hay en la Colegiata: tres renacentistas, uno gótico y el Retablo Mayor barroco ofrecen una riqueza y variedad indescriptibles.
Berlanga – Rollo gótico   Berlanga de Duero – Colegiata – Caimán
     
Berlanga – Rollo gótico   Berlanga de Duero – Colegiata – Caimán
Berlanga de Duero – Colegiata – Retablo Mayor
 
Berlanga de Duero – Colegiata – Retablo Mayor
Nos dirigimos más tarde, por la ribera del Duero hacia tierras de Almazán, cuya ciudad visitamos. El ya desaparecido Convento de las Clarisas, convertido recientemente en hotel, muestra un torreón cilíndrico llamado El Rollo de las monjas, que es un refuerzo exterior de la muralla, en dirección Noroeste. El recinto amurallado discurre a lo largo del río Duero por el Parque de la Arboleda, con esculturas diseminadas al aire libre. Atravesamos la Puerta de Aguilera, contemplamos el exterior de la Iglesia de San Vicente, convertida hoy en Aula de Cultura y disfrutamos del esplendor de la Iglesia de San Miguel, joya del románico del S.XII, en la que puede contemplarse una bóveda central estrellada, formada por dieciséis arcos de crucería que parten de un cimborrio octogonal sobre trompas. A pocos metros del exterior del templo hallamos el Palacio de los Hurtado Mendoza. Próxima a la puerta de Almazán, cerca del Duero, pudimos observar a lo lejos la Ermita de Jesús con su característica e inconfundible planta octogonal.

Nuestra despedida de Soria consistió en la contemplación lejana de la espléndida Catedral del Burgo de Osma y la parada, durante unos instantes, en la localidad de San Esteban de Gormaz, en la que pudimos fotografiar el bello pórtico románico de San Miguel Arcángel, del S. XI.

Nuestra gratitud a quienes han ejercido de guías: Mª José, en Medinaceli; Juan Carlos, en la ruta experimental desde el hotel.
Almazán - Puerta de Aguilera   Almazán – Plaza Mayor
     
Almazán - Puerta de Aguilera   Almazán – Plaza Mayor
     
Almazán – Iglesia de San Miguel (bóveda)   Almazán – Torre de la Iglesia de San Miguel
     
Almazán – Iglesia de San Miguel (bóveda)   Almazán – Torre de la Iglesia de San Miguel
Almazán – exterior de la Iglesia de San Miguel   Almazán – Palacio de los Hurtado Mendoza
     
Almazán – exterior de la Iglesia de San Miguel   Almazán – Palacio de los Hurtado Mendoza
     
Almazán - Ermita de Jesús   San Esteban de Gormaz – Iglesia de San Miguel Arcángel
     
Almazán - Ermita de Jesús   San Esteban de Gormaz – Iglesia de San Miguel Arcángel
- Pare, cronista, pare un poco y respire hondo. ¿Pero es que ustedes no hacen otra cosa más que ver piedras?
- ¡No! ¡Le aseguro que no! ¡Mire, mire, compruébelo Vd. Mismo!
Partida de cartas   Comida
     
Paseo   Cisne
- Oiga, ¿sabría decirme el gentilicio de los oriundos de Almazán?
- ¡Sí, claro! Se llaman adnamantinos.
- ¡Anda! ¡Qué gracia!
- ¿Qué le hace gracia?
- Que no lo reconozca el ordenador.
- ¿Me dice Vd. lo de la picota?
- Lo dije antes. Era el lugar en el que se ajusticiaba a los condenados.
- ¡Pues vaya!
- ¡Una última consideración! Me intriga que se les vea tan contentos en las fotos.
- ¡Ya lo creo!
- Pero hacía frío, ¿no?
- ¡Y qué! En Madrid diluviaba.
Banda Fiestas
Cronista: Paquita González Domínguez

 


Asociación de Abuelas y Abuelos de España @ 2016. Diseño web www.caprisa.net

Visitantes: