Buscador: 

Viaje a Baeza y Úbeda

Viaje de la Asociación de Abuelos y Abuelas de España a Baeza y Úbeda
Baeza y Úbeda del 6 al 8 de diciembre de 2013
Ignoro si quienes hemos ido a este viaje sabríamos distinguir una aceituna u oliva picual, arbequina, verdial o cornicabra. Sin embargo tengo la certeza de que apreciaremos a partir de este periplo el aceite de oliva Virgen Extra.

Tampoco sé si quienes anduvimos por plazas, calles, palacios y catedrales de Baeza y Úbeda podríamos explicar qué rincón, qué palacio, qué retablo es nuestro preferido. Hemos podido apreciar una magnífica riqueza cultural, en la que las piedras, los pergaminos, las tallas escultóricas, la orfebrería, la forja y tantas otras actividades artísticas muestran el esplendor de sus características a través del tiempo: Románico tardío, Renacimiento, Plateresco, Barroco y Neoclásico. Comprendimos los motivos por los que ambas ciudades fueron declaradas en 2003 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Admirable son también su Historia y la convivencia pacífica de las civilizaciones cristiana, judía y musulmana.

Sí nos han quedado claros unos nombres de la Historia que nuestra magnífica guía, Cristina, que ha llenado de sabiduría nuestro recorrido, repitió en varias ocasiones. ¿Cuáles? El arquitecto Andrés de Vandelvira, magnífico cantero que trabajó en varios proyectos arquitectónicos tanto de Úbeda como de Jaén junto a su padre, Pedro de Vandelvira; San Pedro Pascual, que falleció en Granada al desear capitular con los musulmanes y cuyas reliquias reposan en la catedral de Baeza; Fernando III, el Santo, artífice de la Reconquista de Baeza y Úbeda; Francisco de los Cobos, secretario de Carlos I y miembro de Consejo Real, que se introdujo en la nobleza por su matrimonio con María de Mendoza; San Juan de la Cruz, fallecido en Úbeda; Antonio Machado, que pasó siete años en Baeza después de abandonar Soria tras la muerte de su esposa Leonor…

También hemos apreciado curiosidades de los periodos históricos pasados que serían impensables en la actualidad. ¿Acaso es posible hoy un Palacio de Jabalquinto como regalo de bodas? ¿Dónde se encontrarán los restos del pobre burro que trajo a lomos los restos del mártir San Pedro Pascual? ¿Qué significa la expresión “andarse por los Cerros de Úbeda”? ¡Respondan ustedes!

Pero dejemos la introducción y hagamos memoria breve de nuestro recorrido, que comienza el día 6 de diciembre de 2013, y cuyo primer destino es la Hacienda La Laguna, situada a unos 8 Km al sur de Baeza, donde nos alojamos. Se trata de un conjunto industrial olivarero que alberga el Museo de la Cultura del Olivo, que visitamos detenidamente.
Museo de la Cultura del olivo   Hacienda La Laguna
     
Museo de la Cultura del olivo   Hacienda La Laguna
Baeza se encuentra en el centro geográfico de Jaén, en una atalaya ubicada en la comarca de La Loma, a unos 770 metros de altitud. Fue incorporada al reino de Castilla en 1227 por Fernando III, el Santo.

El frío continental baezano pudimos comprobarlo la mañana del 7 de diciembre cuyo amanecer cubría de escarcha amplias zonas del paisaje. Fue la jornada en la que realizamos un recorrido por la ciudad de Baeza, cuyas plazas, palacios y rejas muestran por sí mismos secretos escondidos que piden ser desvelados.

Es posible que la denominación musulmana de la ciudad, Bayyasa, tomara su nombre del emir Abd Alláh al-Bayyasi, que se declaró vasallo del rey Fernando III, el Santo, y que finalmente fue asesinado por su gente, acusado de traición.

En nuestro paseo pudimos observar la Plaza del Pópulo o de los leones, la más antigua de la ciudad, en cuyo centro se encuentra la Fuente de los leones, que procede de la ciudad iberorromana de Cástulo. Circundando la plaza se pueden contemplar varias edificaciones: la antigua Carnicería, del S. XVI, que en la actualidad es Palacio de Justicia, la Puerta de Jaén y el Arco de Villalar, erigido éste con ocasión de la visita del rey Carlos I a la ciudad de Baeza y que conmemora la victoria de la batalla del mismo nombre.
Baeza - Puerta de Jaén y Arco de Villalar   Baeza – Palacio de Justicia
     
Baeza - Puerta de Jaén y Arco de Villalar   Baeza – Palacio de Justicia
En la parte más elevada de la ciudad se encuentra la Catedral de la Natividad de Nuestra Señora, edificada sobre una antigua mezquita y ésta sobre un templo visigótico anterior, cuyo interior admiramos. En la extensa plaza exterior se puede observar la Fuente de Santa María, del S.XVI, construida para conmemorar la traída de las aguas a la ciudad de Baeza.
Baeza- Catedral de la Natividad- Nave central   Baeza- Palacio de Jabalquinto
     
Baeza- Catedral de la Natividad- Nave central   Baeza- Palacio de Jabalquinto
También pudimos admirar la belleza renacentista del Palacio de Jabalquinto y hay quienes sintieron nostalgia al adentrarse en la Universidad en el aula en la que Machado explicaba francés, al ver los pupitres con oquedad de tintero, que a algunos les trajeron recuerdos su propia infancia, como decía el poeta: “Mi infancia son recuerdos…” Dejamos la ciudad baezana observando el austero románico Iglesia de la Vera Cruz y posteriormente ascendimos a La Laguna Grande de la Hacienda en nos hospedábamos.
Baeza- Paraninfo de la Universidad   Hacienda La Laguna- Laguna Grande
     
Baeza- Paraninfo de la Universidad   Hacienda La Laguna- Laguna Grande
En Úbeda transcurrió la festividad de la Inmaculada. Acudimos a la Capilla de El Salvador, que es mausoleo funerario de la familia de los Cobos. La Iglesia es un bello templo de portada renacentista cuya fachada y Retablo mayor representan La Transfiguración. Dicho templo se abre a la Plaza de Vázquez Molina, que constituye el corazón monumental y es modelo admirable de planificación urbanística renacentista. En el conjunto arquitectónico de la plaza se encuentran el Palacio del Deán Ortega, que es en la actualidad Parador nacional y al fondo el Palacio de las Cadenas o palacio de Vázquez Molina, residencia de Juan Vázquez de Molina, secretario de Felipe II y sobrino del influyente Francisco de los Cobos. En la actualidad es sede del Ayuntamiento.

Visitamos también la Iglesia de los carmelitas descalzos, a los pies de cuyo Oratorio barroco reposaron antiguamente los restos de de San Juan de la Cruz y contemplamos la fachada de la Iglesia de San Pablo que acogió el Concejo para celebrar las sesiones del ayuntamiento en una de sus capillas.

Recientemente restaurado, el Palacio Vela de los Cobos, cuyo arquitecto fue Andrés de Vandelvira, nos muestra su fachada renacentista y una ventana esquinada con frontón y tímpano asomados a dos calles, con características arquitectónicas similares a las de otros palacios extremeños de la misma época. La logia en la planta superior le añade a este edificio una belleza singular.
Úbeda- Iglesia del Salvador   Úbeda- Iglesia de San Pablo
     
Úbeda- Iglesia del Salvador   Úbeda- Iglesia de San Pablo
Como en otras salidas culturales de la Asociación, se ha podido disfrutar del Arte, de la Tradición, la Historia y la Cultura; se han escuchado Risas, Música y Cohetes; La Hidalguía ha recibido a la Nobleza y sobre todo, se ha disfrutado de la Amistad. ¿O no?

Les despido con unas frases alusivas a estos días. No se pierdan la próxima salida. ¡Les esperamos!

“Que mañana es el día de la Virgen”. Es la respuesta que ofreció un baezano a la pregunta del curioso turista, (-¿qué se celebra hoy, oiga?-) El joven formaba parte de una cuadrilla que lanzaba cohetes unos minutos antes del mediodía en el pórtico de la catedral, con un estrépito enorme. Eso es lo que respondió.

¡Agua va!, para quienes disfrutaron de los chorros acuáticos y del “caldarium” y “frigidarium”en la Hacienda de la Laguna.

“Por los Cerros de Úbeda”. Uno de los capitanes de Fernando III, el Santo, desapareció antes de la batalla decisiva de la Reconquista de la ciudad y se presentó, tras haber sido tomada. Al ser preguntado por el ilustre monarca ofreció esta repuesta poco convincente: “me perdí por los Cerros de Úbeda”.

“Los plebeyos son un apoyo incondicional para la nobleza”, con la que deseamos dar las gracias a Pedro y Conchi por hacernos sonreír en la tertulia.

¿Así que también oyeron ustedes un coro de voces blancas? Pues sí. En la Iglesia del Salvador; aunque diez eran blancas y dos grises.
Cronista: Paquita González Domínguez

Asociación de Abuelas y Abuelos de España @ 2016. Diseño web www.caprisa.net

Visitantes: